Advertisements

Intolerancia a la lactosa

Originalmente los seres humanos eran incapaces de digerir la lactosa (azúcar de la leche) después de haber sido destetados. Pero hace aproximadamente 7.500 años, en una tribu de ganaderos que vivía entre los Balcanes y Europa central, surgieron mutaciones genéticas que permitieron la secreción de lactasa (enzima que digiere la lactosa) hasta la edad adulta. Esto permitió la adición de productos como la manteca, el queso, y el yoghurt a la dieta. Sin embargo, este gen que es más común en personas del norte de Europa, está ausente en más de la mitad de la población humana que aún continúa siendo intolerante a la lactosa.

Facebook Comments
Anuncios

Deja un comentario